Seventh-Day Adventist Church

Ciudad Nueva Una Iglesia Unida en Cristo

Menu
Bipowered

Pecado

¿Qué es el pecado? Es la transgresión de la ley de Dios. Está en la Biblia, 1 Juan 3:4, "Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley". 1 Juan 5:17, "Toda injusticia es pecado.".

¿Qué es la ley de Dios? Él la escribió con su propio dedo en tablas de piedra. Está en la Biblia, Éxodo 20:3-17, "[1] No tendrás dioses ajenos delante de mí. [2] No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos. [3] No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano. [4] Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó. [5] Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da. [6] No matarás. [7] No cometerás adulterio. [8] No hurtarás. [9] No hablarás contra tu prójimo falso testimonio. [10] No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, no cosa alguna de tu prójimo".

La esencia básica de la ley de Dios se resume en una palabra: amor. Está en la Biblia, Mateo 22:37-40, "Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas".

El pecado viene del interior hacia el exterior. Está en la Biblia, Marcos 7:20-23, "Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre".

Nadie es mejor que otro; todos pecamos. Está en la Biblia, Romanos 3:9-10, "¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? En ninguna manera; pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles, que todos están bajo pecado. Como está escrito: No hay justo, ni aun uno".

Sin Jesús, la consecuencia de nuestro pecado es la muerte. Está en la Biblia, Romanos 6:23, "Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro". ¿Qué pasa si no estoy seguro de cuáles son mis pecados? Está en la Biblia, Salmo 139:23-24, "Examíname, Oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno".

Confiese su pecado a Dios y reciba el perdón. Está en la Biblia, 1 Juan 1:9, "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad".

¿Hay algún pecado imperdonable? Está en la Biblia, Lucas 12:10, "A todo aquel que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que blasfemare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado".

Para simbolizar el abandono del pecado debemos ser bautizados. Está en la Biblia, Lucas 3:3, "Y él fue por toda la región contigua al Jordán, predicando el bautismo del arrepentimiento para perdón de pecados".

Si usted se siente que es un pecador sin esperanza, ¿qué debe hacer? Primero, reconozca su pecado. Está en la Biblia, Salmo 51:2-4, Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí. Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos; para que seas reconocido justo en tu palabra, y tenido por puro en tu juicio".

Segundo, pida perdón por su pecado. Está en la Biblia, Salmo 51:7-12, "Purifícame con hisopo, y seré limpio; lávame, y seré más blanco que la nieve. Hazme oír gozo y alegría, y se recrearán los huesos que has abatido. Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis maldades. Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti, y no quites de mí tu santo Espíritu. Vuélveme el gozo de tu salvación, y espíritu noble me sustente".

Tercero, crea que Dios le ha perdonado en verdad y deshágase del sentimiento de culpa. Está en la Biblia, Salmo 32:1-7, "Bienaventurado aquel cuya trasgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado. Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño. Mientras callé, se envejecieron mis huesos en mi gemir todo el día. Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; se volvió mi verdor en sequedades de verano. Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado; ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán a él. Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; con cánticos de liberación me rodearás".